Fondo Comunidades Activas

Fondo Comunidades Activas

Sin duda la pandemia provocada por el virus del Covid-19 nos ha dejado muchas experiencias y aprendizajes, algunos de ellos quizá todavía no los alcanzamos a procesar; sin embargo, es bajo contextos de gran dificultad que resaltan todavía más, las iniciativas solidarias por parte de la sociedad civil.

Con el interés de aportar a la reactivación económica y social tras la crisis ocasionada por el Covid-19 nace el «Fondo Comunidades Activas», una iniciativa impulsada por Comunalia y Fundación Coca-Cola que busca apoyar proyectos de resiliencia promovidos por Fundaciones Comunitarias y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que atienden el acceso al agua, brindan ayuda humanitaria, acompañan a pequeños negocios o colaboran en el empoderamiento de mujeres y jóvenes.

El Fondo Comunidades Activas contó a nivel nacional con la inversión de más de $ 32 millones de pesos, cubriendo 14 estados y coinvirtiendo en 38 proyectos o iniciativas sociales. Se estima que se han beneficiado de forma directa a más de 33 mil personas siendo 55% mujeres y 45% hombres en todo el país.

El monto total de la convocatoria a participar en dicho fondo en el estado de Querétaro fue de $900,000.00 (Novecientos mil pesos 00/100), de los cuales $800,000.00 (Ochocientos mil pesos 00/100) fueron aportados por el Fondo de Apoyo Comunitario a través de Fundación Coca-Cola, Coca-Cola FEMSA y Red de Fundaciones Comunitarias, mientras que Fundación Merced Querétaro aportó la cantidad de $100,000.00 (Cien mil pesos 00/100).

Se seleccionaron 6 proyectos para participar en la convocatoria en el estado de Querétaro; dichos proyectos contaron con una aportación de hasta $200,000.00 (Doscientos mil pesos 00/100) cada uno, representando un financiamiento del 70%, el porcentaje restante fue aportado por las OSC ganadoras.

Te invitamos a conocer un poco de lo que han tratado los proyectos, sus aprendizajes adquiridos y el impacto que han podido generar sus intervenciones. En esta primera parte conoceremos 3 de los 6 proyectos que participaron en el Fondo Comunidades Activas por lo que te invitamos a estar pendiente de la segunda parte. La información obtenida es de los reportes entregados del Fondo Comunidades Activas.

 

-Por mejores condiciones de vida y un desarrollo integral de las familias de El Salitre, Querétaro-

 

Empezamos con el proyecto “Por mejores condiciones de vida y un desarrollo integral de las familias de El Salitre, Querétaro” operado por la organización Cáritas de Querétaro I.A.P. Este proyecto consistió en la autoconstrucción de cisternas de ferrocemento y en la promoción de cultivos de hortalizas mediante huertos familiares, beneficiando a 346 personas de todas las edades. Dicho proyecto forma parte de un plan de desarrollo integral de la zona de El Salitre, el cual contempla la permanencia de Cáritas de Querétaro durante 5 años, por lo cual se buscan más alianzas y donantes que permitan continuar con las actividades en la comunidad. En este primer momento se han generado alianzas con la parroquia de la comunidad y con la empresa CNH.

El involucramiento de los niños y los adultos en las actividades del huerto y de la construcción de cisternas ha sido un logro importante pues toda la familia participa, comparte conocimientos, convive y aprovecha el tiempo libre en actividades que fortalecen las capacidades de resiliencia y de regeneración del tejido social.

A pesar de que las restricciones sociales y sanitarias por parte de la contingencia no permitían que se juntaran las personas que deseaban participar más activamente, se logró mantener la comunicación y organización a través de redes sociales, teniendo incluso un grupo de whatsapp donde se resuelven dudas y se comparten tips para el cultivo de hortalizas, así mismo las familias comparten sus fotografías con las cosechas que han alcanzado y la preparación de alimentos para el consumo familiar. Al evidenciar el fruto de su trabajo con los huertos se ha impulsado a otras familias a participar con lo cual se han creado nuevos grupos donde la misma comunidad replica las capacitaciones obtenidas.  Por su parte, la construcción de cisternas ha unido el trabajo de las familias permitiendo que todos los integrantes participen en el proceso de construcción desde el tejido hasta el enjarrado de cemento.

Con el Apoyo de la empresa CNH se contó con Madera para que los beneficiarios pudieran hacer más cajones para el cultivo de hortalizas, al mismo tiempo las personas en base a sus conocimientos elaboraron productos de madera, como bancas y fruteros, esto fue importante porque se aprovecharon todos los recursos disponibles para mejorar sus condiciones de vida. CNH también apoyó con la entrega de despensas ayudando con ello a las familias para que puedan mantener una alimentación por algunos periodos, dándoles la oportunidad de dedicarle el tiempo necesario a las actividades del proyecto.

Más allá del conocimiento del cultivo de hortalizas o la técnica del ferrocemento las familias agradecen el empuje ­que se le da a la zona ante esta emergencia, pues cada día ven una nueva oportunidad de mejorar sus condiciones de vida, aprovechando y haciendo uso consciente de los recursos con los que cuentan y valorando con ello los conocimientos que se tienen en artes u oficios, cocina, etc.

 

-Mujeres resilientes cultivando lazos comunitarios para vivir mejor-

 

Por su parte, el proyecto “Mujeres resilientes cultivando lazos comunitarios para vivir mejor” de la Fundación Vive Mejor A.C. se llevó a cabo en el Barrio de la Cruz de San Miguel Tlaxcaltepec en el municipio de Amealco. Dicho proyecto benefició a 20 mujeres de manera directa, a 100 personas de manera indirecta e involucró a participar al DIF municipal.

El proyecto nació con un grupo de mujeres interesadas en el trabajo comunitario y colectivo que comenzó con una capacitación de 20 horas en temas de Economía Social y Resiliencia Comunitaria.  En esta etapa formativa, se tuvo un primer acercamiento a los términos de Sexo, Género, Economía Social y Resiliencia Comunitaria lo que sentó las bases del trabajo colaborativo, del reconocerse como mujeres valiosas y capaces de realizar lo que decidan emprender.

La segunda etapa consistió en brindar a las 20 mujeres los materiales e insumos necesarios para montar sus huertos de traspatio y los corrales. Se entregaron paquetes de semillas, plántulas, pollos de engorda y de postura junto con el material necesario para que las mujeres puedan realizar de manera práctica sus cursos de manejo de huertos de traspatio y producción de aves de corral.

La tercera etapa consistió en capacitaciones teórico-prácticas en la creación de huertos de traspatio y en la crianza de pollos de engorda y postura.

Actualmente, el grupo de mujeres se reúne semanalmente para trabajar acerca de los acuerdos que les permite dar continuidad al proyecto una vez terminado el financiamiento. En estos espacios ellas comparten su experiencia referente a su proceso de cultivo y crianza de animales, hacen recorridos en las comunidades visitando otros huertos para conocer cómo van como grupo. Así ellas valoran y validan el trabajo que han llevado a cabo en colectivo.

Las mujeres tienen apertura al diálogo y reconocen cuáles de sus prácticas pueden mejorar el proyecto en colaboración. Además, se comparten aprendizajes propios para que todos los huertos marchen bien; reconocen que han aprendido a producir sus propios alimentos, han mejorado la administración de su tiempo. También consideran que aportan a la economía del hogar.

Algunos de los aprendizajes y logros obtenidos durante la implementación del proyecto han tenido que ver con la administración del tiempo de las mujeres invertido en las actividades de domésticas, de autocuidado y cuidado del huerto y las aves de corral, además de sus sesiones semanales de seguimiento. Otro aprendizaje y logro ha sido que las mujeres han mostrado compromiso, se reconocen y conocen su trabajo, se apoyan y se piensan en colectivo.

 

– Galletas con causa-

 

El proyecto “Galletas con causa” llevado a cabo por la organización Mariana Sala I.A.P. involucra a un grupo de mujeres decididas a emprender como equipo un proyecto productivo que les permita tener una mayor autonomía económica en base a la elaboración y venta de galletas. Este proyecto tiene como objetivo el empoderamiento y fortalecimiento de la autoestima de las mujeres de la comunidad de Bolaños, ya que muchas de ellas son cabezas de familia y modelo de vida de sus hijos.

Diez madres de familia se beneficiaron de manera directa de las capacitaciones en producción, empaque y venta de galletas. Durante las capacitaciones las mujeres se sensibilizaron sobre la importancia de planear, gestionar y verificar los procesos y la colaboración en equipo y se brindaron algunas herramientas digitales para realizar una campaña de marketing que les permitiera dar a conocer sus productos y su causa. El comercio electrónico les permitió dar a conocer los diferentes puntos de venta de las galletas y a posicionar mejor el proyecto, lo que implicó el establecimiento de alianzas o colaboraciones con otras personas y organizaciones.

Algunos de los logros y aprendizajes adquiridos han sido la mejora en los procesos de producción y empaquetado de las galletas, la incursión en el comercio electrónico y la respuesta favorable de los consumidores, pues han contribuido a fortalecer la seguridad y autoestima de las mujeres, pues varias de ellas se sienten motivadas en comenzar su propio negocio al sentirse con la capacidad de hacerlo.

El proyecto se encuentra en la etapa de mejora de los procesos de producción, surtido y relación con los medios digitales, lo que les permitirá brindarle sostenibilidad al proyecto al ser dominadas dichas capacidades.

 

Leopoldo Vázquez
Investigación y Evaluación

 

Skip to content